Catálogos y Notas de Prensa

 

Entrevista de la revista de arte HOCTOK del distrito de Brooklyn de Nueva York:

Alvaro Galindo’s paintings are powerful. They are complex. They are intense. They are a sample of the vast universe embodied by the artist who is the creator. Take a look at Alvaro Galindo’s work to change the flow of things any time of day or night in your busy life that might feel complete, overflowing or empty. Ver más  

Es Alvaro Galindo, un artista bogotano de un extraordinario rigor estético y una búsqueda de nuevos lenguajes creativos. En él, lo abstracto es la mirada de lo figurativo, los diálogos secretos de la realidad se complementan, se conjugan, perciben lo lejano y lo cercano, el misterio siempre cambiante de las formas que representan la existencia y la totalidad del universo.

Una serie de sus pinturas de una belleza hermética denominada “La Ciudad de la Alegría”, se exhibirá mañana jueves a las siete de la noche en Quinta Galería en la calle del Curato No. 38-137

El Tiempo, Julio 2004

El Instituto Colombiano de Cultura y el Museo Nacional de Colombia inauguraron en días pasados, la muestra de dibujos de Alvaro Galindo.

El Nuevo Siglo , Julio 1991

III BIENAL INTERNACIONAL DE ARTE GRAFICO NOVOSIBIRSK RUSIA (Traducción del artículo original en Ruso de ART-NOVOSIBIRSK)

Uno de los socios más activos de la Tercera Bienal Internacional fué el festival de la cultura Iberoamericana. El trabajo de recopilación de las Obras tuvo el respaldo de los agregados culturales de las Embajadas de Mexico, Colombia, Argentina y Portugal. En total a la dirección del comité organizador llegaron más de 800 trabajos de 30 paises, entre ellos Alemania, Argentina Australia, Austria, Bielorusia, Brasil, Canada, Colombia, Cuba, China, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Hungría, Holanda, Israel, Japón, Kasajistan, Kirguizia, Italia, México, Portugal, Republica Dominicana, Rusia, Suecia, Usbekistan, Ucrania, Uruguay.

Rusia estuvo representada por varios proyectos de curaduría, procedentes de Moscú, San Petesburgo, Los Urales y Siberia. La estructura de la Bienal, como antes, incluyó un programa de concurso y otro fuera de concurso. El programa fuera de concurso estuvo conformado por la exposición personal de la ganadora de la II Bienal, Marina Kastalskaia; por una exposición de gráfica Japonesa preparada por la galería LeValpe (Curador A. Martinov) y una exposición de gráfica Alemana de la segunda mitad del siglo XX de la colección de Hurgen Waihardt, presentada con el auspicio del Instituto Cultural Goethe. Gracias a ella los visitantes tuvieron posibilidad de observar los trabajos de Bois, Basselitz, Hukker y otros. El programa de concurso de la Bienal incluyó más de 500 obras gráficas.

El programa de la Bienal estuvo conformado por un jurado internacional integrado por críticos y artistas de Alemania, Ucrania, España, Moscú y San Petesburgo. La nómina del jurado fué esta: Presidente Larisa Kashuk; miembros del jurado: Hurgen Waihardt, Olieg Veklenko, Nikolai Ribakov, Tamara Stepanskaia y Vladimir Miller.

1. Ganadores de la Bienal:

Primer Premio: Alvaro Galindo Vácha (Colombia) por los trabajos: “Ciudad de la Alegría” (2002) y “El País de las sombras” (2002)

Segundo Premio: Victoria Pitirimova (Rusia) por trabajos y objetos gráficos.

Tercer Premio: Nina Kotel (Rusia) por una serie de trabajos.

PALABRAS DE LARISA KASHUK

La cifra tres en la conciencia rusa siempre se asocia con algo estable, aprobado, quizá un particular Rubikon, al pasar por el cual se adquiere el símbolo de calidad y reconocimiento. La Bienal de arte gráfico 2003, al transcurrir por tercer vez, confirmo con creces esta creencia. Realmente, incluso el espectador carente de experiencia vera a primera vista como la Bienal gana territorio y nivel de una edición a otra. Hoy por hoy la Bienal de Novosibirsk constituye la mas representativa y extensa muestra de arte gráfico en Rusia. Es triste reconocer que otras Bienales, otrora internacionalmente reconocidas como lo era la Bienal de Kenninsberg, debieron reducir su programe por una u otra razón. De tal forma la Bienal de Novosibirsk no solo gracias a su disposición geográfica central entre Europa y Asia, sino también por su representatividad, obtiene un significado relevante a nivel internacional.

La cantidad de gráfica puesta a consideración del jurado impresionaba de inmediato. Los trabajos, que se expusieron en varios pisos, incluyendo las mansardas, representaban a artistas de mas de 30 países del mundo. Todo el enorme material gráfico desplegado en las salas del Museo artístico de Novosibirsk estuvo condicionalmente dividido en tres modalidades graficas: la original, la impresa y las nuevas tecnologías. Es de destacar que en estos bloques genéricos estuvieron presentes prácticamente todas las formas de técnicas graficas, clásicas y modernas, tales como, por ejemplo, las digitales.

Gracias a esta inmensa y diversa variedad, el espectáculo resulto muy interesante. Es muy sintomático, por ejemplo, el que al igual que en ediciones anteriores, ahora se haya demostrado preferencia hacia las obras que representan variaciones del arte abstracto. Esta tendencia es muy característica para todos los artistas presentes en la Bienal, tanto occidentales como rusos. No obstante, el crisol de la originalidad aflora en el interés de algunos artistas hacia el empleo de materiales simbólicos relacionados con las tradiciones étnicas. Es un fenómeno especialmente característico para la obra de artistas provenientes de América Latina, Australia, los Urales y Siberia.

Al hablar del nivel general del material presentado debemos constatar un promedio suficientemente estable para todos los países, independiente del desarrollo artístico alcanzado por ese país, bien sea de América Latina, Australia o por ejemplo, regiones de Rusia como Tova. Partiendo de ese hecho se estableció una tendencia muy diferente a la que domino en la evaluación de obras durante las ediciones anteriores de la Bienal. Si bien en ellas la mayor calidad y originalidad de las obras gráficas, tanto en el programa de concurso como fuera de concurso, pertenecían invariablemente a los artistas de Moscú, quienes recibieron en la II Bienal seis premios de nueve entregados, en la ultima Bienal la hegemonía moscovita no recibió el reconocimiento esperado.

El proyecto de curaduría de Moscú presento artistas de diferentes generaciones, tales como N. Kotiel. V. Salnikov, A. Beliaiev Gintovt, E. Rozhkova, A. Taguti, K. Batinkov y otros. De toda la sala (recopilada por el curador Serguei Popov) el jurado destaco solamente a Nina Kotel, quien magistralmente utiliza la tradicional técnica del carboncillo para representar motivos muy conceptuales.

También fue condecorado con diploma el artista moscovita Olieg Lang, presentado por fuera de la sala moscovita como artista índependiente.

La colección gráfica de San Petersburgo estuvo representada por reconocidos artistas, tales como Zagorov, F. Volosenkov, V. Igumnova, N. Sazhin. G. Zubkov, A. Chezhin Sin embargo, por extraño que parezca, la atencion de críticos y especialistas la atrajo el arte gráfico de ciudades menos cosmopolitas, ante todo de ciudades y países remotos. Tal es así que los artistas laureados y premiados provienen de países como Colombia (Alvaro Galindo), Argentina (Pablo de Soto), Australia (Ivone Rin), Kirguiztan (Kurimbek Bukar), la ciudad rusa de Tuya (Mogush Chechek), los Urales (Victoria Pitirimova), etc.

Otro descubrimiento de la Tercera Bienal fue el interés creciente hacia las nuevas tecnologías, en particular, la gráfica digital. En este campo los favoritos resultaron artistas de provincia como Vladimir Martinov y Mark Marceles de Novosibirsk, Maxim Jolodilin de Ufa. Es probable que la razón haya sido la escasa representación de esta técnica por parte de artistas extranjeros, en todo caso, no queda mas que constatar un claro liderazgo por parte de los artistas de Novosibirsk.

Todos entendemos que es muy difícil convocar a una Bienal relativamente joven a los artistas mundiales de primer orden, consagrados maestros de su oficio, quienes ya no desean rivalizar en una misma sala con nadie mas. A la vez, su ausencia privaría al publico de una referencia determinada, a partir de la cual se puede juzgar del nivel general. los organizadores de la Bienal de Novosibirsk encontraron una forma, en parte limitada, de presentar a los artistas gráficos mas descollantes. Para ello recurrieron a colecciones privadas o pertenecientes a galerías. En la Tercera Bienal de Novosibirsk estuvieron presentes fascinantes colecciones de gráfica mundial desde oriente hasta occidente. De tal forma, por ejemplo, estuvo presente la gráfica alemana encabezada por Bois, Hukker, Basselitze perteneciente a Hurgen Waihardt y traída con el auspicio del Instituto Goethe. Visitaron la Bienal, así mismo, los maestros del grabado japonés a través de una magnifica exposición presentada por A. Martinov.

Para terminar quisiera felicitar y agradecer a los organizadores de la Bienal y a todos los artistas participantes por tan interesante material presentado al publico. Quisiera desearles que esta maravillosa exposición, tan necesaria para la sociedad artística y el espectador común, continúe y continúe largos anos con la misma vitalidad. Debo señalar que no es casual que este emprendimiento haya nacido y se desarrolle en Novosibirsk, ciudad que aun en los difíciles para el arte soviético anos 60 del siglo pasado, gracias a su “Akademgorodok” (Campus académico) siempre apoyo el arte innovador.

Larisa Kashuk Magister en Historia del Arte Jefe del departamento de arte de la segunda mitad del siglo XX Galeria Estatal “Tretiakov” de Moscú

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar Guardar Guardar Guardar