TRAVESIAS INTERIORES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de ganar el Primer Premio en la “III International Biennial of Modern Graphic” (Novosibirisk, Federación Rusa, 2003), después de su muestra “Sociedad Moderna” (Quinta Galeria, Bogotá, 2004) y de “Codices de Irrealidad” ( Exposición Individual dentro de la “IV International Biennial of Modern Graphic”, Novosibirisk Art Gallery, Novosibirisk, Federación Rusa, 2005) el pintor Alvaro Galindo Vacha nos presenta esta nueva serie de 18 obras.

Un paso más en la evolución de su temática. Su lenguaje sigue construyéndose y cuadro a cuadro va estructurándose. Nuevos signos aparecen, y otros se transforman. En este caso su elocuente lírica se desarrolla de manera más moderada, pero más contundente. El color se enfatiza pues ahora está presente no solo en los signos sino que de igual manera ocupa los fondos enriqueciendo las posibilidades compositivas y de contraste. Cada obra narra una historia particular, concentrando nuestra atención a la manera de un recorrer guiado por uno solo de sus cuadros anteriores. Es como si nos adentráramos en lo profundo de sus anteriores laberintos para detallarlos en cada una de sus filigranas.

Sin embargo esta travesía hacia el Microcosmos es en realidad un viaje mágico hacia el Macrocosmos donde el Hombre Viajante se conecta con la Dimensión Universal. Las huellas de este Recorrer quedan marcadas en su Memoria como Conexiones Cuánticas, Sinapsis Neuronales a la vez que se esparcen cual Tatuajes Ancestrales sobre toda nuestra Piel.

 

 Título: Elementos Autor: Alvaro Galindo Vácha Dimensiones: 37 x 84 cm Técnica: Acrílico sobre tela Año: 2006 Firmado: Frente y Revés

 

 

Encontramos nuevos Signos que nos rememoran la “diana” de Jasper Jones, o las Silhuetas que nos recuerdan a Rufino Tamayo y se suman al repertorio clásico de elementos “kleeanos”, “kandiskianos”, “groszkianos” y “miróicos” en unas composiciones donde la Luz y el Color son protagónicos en la narración. Fondos coloridos con sutiles empastes y transparencias que generan una infinitud de tonos, permitiendo crear, de manera algo “kanitziana” escaleras y recuadros superpuestos, pero no totalmente presentes, sirven de escenario a figuras esotéricas en colores más luminosos y esmaltados, dentro de las cuales se sucede una transmutación casi alquímica que nos recuerda los portones, los muros tallados de templos antiguos, y más aún, los vitrales de catedrales mágicas, pero esta vez construidas para hombres contemporáneos.

Aquel personaje que parece robado de la novela de Ray Bradbury (“El Hombre Ilustrado”) con su cuerpo cubierto completamente de “Tatuajes” que aparece en la obra “Hombre Globalizado” ( 100 x 70 cms., Técnica Mixta sobre Tela) y quien conectándose con un “Mundo Superior” también cubierto de signos, que vemos solo parcialmente, parece evocarnos un antiguo maorí uniéndose al universo a través de sus sueños o un hombre contemporáneo, en cualquier café-internet durante su viaje por la red. Pero nótese que este personaje nos muestra como no solo es cuerpo sino igualmente espíritu... una línea punteada se redibuja unos milímetros por fuera de su cuerpo contorneándolo.

Aquel rostro igualmente contorneado por un aura punteada en su obra “Digitalización Del Ser” (100 x 120 cms., Técnica Mixta sobre Tela) que se asemeja a un hieroglifo egipcio de perfil mostrándonos un mapa de conexiones sensoriales que trascienden hacia el universo desde su cráneo posterior cual Bits susurrando para unirse al flujo galáctico que recorre constelación tras constelación después de cruzar las Pirámides Sagradas.

Aquel elemento robado de Tamayo, abstracto, que aparece en “El Arbol de las Delicias” (100 x 120 cms., Técnica Mixta sobre Tela) para recordarnos la presencia del Bosco y los códigos bíblicos nutriéndose de un trío de triángulos que nos recuerda la posición de las Pirámides de Egipto, las cuales por medio de tuberías se conectan al tronco del árbol del subconsciente y terminan en manos de la balsa de Caronte para iniciar su travesía por el Aqueronte ser mítico transformado en río que conduce al reino de los muertos.

Aquel “Labores Subterráneas” (79 x 70 cms., Técnica Mixta sobre Tela) que como imagen literalmente “enterrada” del cuadro anterior, y en el cual aparecen tres “dianas” recortadas para asemejar relojes o controles maquinarios domina el paso hacia el Hades para cada una de sus “Pirámides”.

 

Contrapuestos igualmente, gemelos simétricos “Elementos No 2” (37 x 84 cms., Técnica Mixta sobre Tela) y “Trayecto de una Ilusión” (idem.) nos muestran tres triángulos que recuerdan el poder “pirámico” sobre el universo durante una jornada de exhibición de seres-cometa volando festivos y mágicos, liberados al viento de esta terrenalidad.

Atemporales esos seres universales, autorretrato de nuestro recorrer que nos deja sus huellas marcadas en la piel como “mapas” y “diarios” del Itinerario de nuestra propia Travesía Interior.

Así, cuadro a cuadro, conectados al Flujo Universal, parecen una premonición del tiempo por venir...

Jaime Iván Gutiérrez Vallejo

 

IMAGENES DEL EVENTO

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

TRAVESIAS INTERIORES